Archivo de la etiqueta: Ucrania

¿Por qué son tan odiados los Judíos?

¿Por qué los Judíos han sido odiados, perseguidos y expulsados ahí donde han ido a lo largo de más de 2000 años? ¿es porque somos unos xenófobos antisemitas, o tiene el comportamiento de los Judios algo que ver?

En mi nuevo vídeo, rescato parte de una entrevista a E. Michael Jones, en la que analiza el pérfido historial de los Judíos en su paso por Europa del este y Rusia.

Lo he acortado todo lo que he podido. Difundid y despertad a los buenos Goyim del mátrix rabínico. Unidos venceremos.

Harvard y su brutal Política de Discriminación a los no-judíos

¿Privilegio Blanco o Privilegio Judío?

David Duke.- En EEUU (y en todo Occidente) los Mass-Mierda judíos nos recuerdan constantemente el llamado “privilegio blanco”. Sin embargo, en las universidades más importantes del país, los eurodescendientes son, de lejos, el grupo más infrarrepresentado.

De hecho, los judíos están, en proporción, sobrerrepresentados a unos niveles salvajes, a pesar de ser superados ampliamente por candidatos no-judíos mejor cualificados.

El gráfico anterior revela la poca “diversidad” que hay en Harvard y en la Liga Ivy (o Liga de la Hiedra, incluye a las universidades más elitistas de EEUU: la de Columbia, Harvard, Pensilvania, Yale, Princeton, Brown, Cornell y Dartmouth College), así como sus escandalosas políticas de discriminación positiva hacia los judíos, que disfrutan de una representación muy superior a la del resto de grupos raciales/étnicos estadounidenses. Guardando la proporción con la población judía y europea estadounidense, los primeros tienen una presencia un 4700% superior a la de los de segundos. Estas cifras son explicables sólo cuando tenemos en cuenta que se trata de Universidades dirigidas por elementos de la Élite (esencialmente judía). El Sistema las utiliza para educar a los futuros miembros del Régimen. El poder es un Club (hace falta invitación), que favorezcan a los candidatos de su tribu no debería pillar a nadie por sorpresa.

Los puestos de poder son puestos de confianza. Es en estas Universidades donde la futura élite forma sus amistades. Y es en este entorno donde el Régimen recluta a las nuevas generaciones, frecuentemente con la ayuda de fraternidades universitarias (ver Fraternidades universitarias, o cómo la Judería organizada recluta a las nuevas Generaciones).

El 68% de la población estadounidense tiene orígenes europeos, sin embargo, este grupo representa tan sólo el 20% de los alumnos en la Universidad de Princeton.

Los Judíos constituyen el 1.8% de estudiantes en edad universitaria, pero representan el 25% de las admisiones. 

Sigue leyendo

La “Democracia” funciona: Poroshenko gana las elecciones en Ucrania

Parece mentira que a estas alturas siga habiendo gente que se crea el cuento de la “Democracia”. No me cansaré nunca de repetirlo: Con las “elecciones democráticas” el Régimen lo único que busca es legitimar su posición. Justificar su autoridad. En las elecciones no elegimos quién va a sostener el cetro. Tan sólo le estamos renovando el contrato al Gobierno. Los resultados de las elecciones no repercuten en absoluto en la agenda política del Sistema. En la “Democracia” el Estado permite que sus súbditos elijan entre un elenco de marionetas, todas ellas elegidas cuidadosamente antes de convertirse en “cosa pública” de mano de los medios de propaganda. Que, al mismo tiempo, ejercen una influencia decisiva en los resultados de las elecciones.

Todos los medios de desinformación, sin importar a qué estrato ideológico de la población van dirigidos, coinciden en algo: defienden la Democracia. ¿No será porque es un sistema mezquino creado para que los más mediocres y serviles escalen en política, para que todo pueda ser dirigido entre bastidores, para liberar de toda responsabilidad a los ejecutores del Sistema (blindados detrás de una “mayoría”), porque es un puñetero juego de niños manipular la opinión pública, porque con el sufragio universal reprimes al individuo, el único capaz de alcanzar la excelencia, con la mayoría, que siempre es imbécil, irracional y cobarde?

Me veo obligado a rectificar mi artículo Entendiendo la Crisis en Ucrania. Entonces no pude confirmar que el oligarca multimillonario Poroshenko era judío. Ahora sí (como la práctica totalidad de los líderes del movimiento Maidan). Casualmente se ha convertido en el nuevo Presidente de Ucrania por mayoría absoluta (54,1%). Ha sido recientemente eliminado de la lista Forbes de los judíos más ricos del mundo. Una práctica habitual, ya que si la lista fuera verídica, nos estaría diciendo quiénes dirigen el Régimen. Bill gates o Carlos Slim son mendigos en comparación con el poder y la riqueza de la familias Rothschild, Astor, Rockefeller o Du Pont. Que no es que tengan dinero, es que dirigen el Sistema.

File:ConsMunich 50th Munich Security Conference 2014 (12251644745).jpg

Estos cuatro tipos son judíos. ¿Por qué no hay ucranianos en la oposición ucraniana?

Al parecer, Poroshenko se cambió el apellido del padre (Waltzman) por el de la madre. El primero sonaba muy ashkenazi, sin lugar a dudas. Pero es que hasta su madre, al parecer, también es judía.  Llegados a este punto, uno no puede creerse el cuento de hadas que relata Judíopedia. Un tipo aparentemente salido de la nada que a los pocos años de graduarse en Economía (1989), se hace con el control de la Corporación de confitería Roshen, el Kanal 5 ucraniano, la empresa astillera Leninska Kuznya y la empresa automovilística Bogdan group, por no hablar de su intensa carrera política. Exministro y hombre de confianza del expresidente Víktor Yanukóvich (esto me recuerda a la “Transición” española).

Evidentemente, Poroshenko no era un hombre normal. Formaba parte de la Casta. Para llegar arriba hacen falta contactos. El Poder no está al alcance de cualquiera, por muchos méritos que tengas, es un club VIP, y hace falta una invitación. Un tipo salido de una familia humilde no puede competir contra miles de familias de aristócratas que llevan acumulando contactos, poder y riquezas desde hace siglos (algunas llevan en la poltrona miles de años).

Poroshenko, antes de ser elegido “democráticamente”, tuvo que recibir el visto bueno de toda la Casta. Era evidente que éste parásito judío apuntaba para Presidente.

Sigue leyendo

Entendiendo la Crisis en Ucrania

Empezando por la izquierda: Petro Poroshenko, Vitali Klichkó, John Forbes Kerry (Cohen), Arseni Yatseniuk y Yulia Timoshenko. El único que no puedo confirmar que es judío es el primero. Un pez gordo de la Banca y billonario, también propietario del Canal 5 ucraniano. No puede negarse que tenga rasgos judíos.

El presidente Yatseniuk, la ex-presidenta Timoshenko, el opositor Klitschko, el gobernador y jerarca Komoloysky, los líderes militares que dirigieron el golpe de estado, hasta incluso los elementos mediáticos que dieron apoyo a las revueltas (KerryHenry Lévy, etc), son judíos.

En 2010, el oligarca judío y nuevo gobernador de Dnepropetrovsk tras el Golpe en Kiev, Komoloysky, dice: “Los judíos llevarán a Ucrania a la Unión Europea

La pregunta inevitable es, ¿cómo llega a Gobernador en Dnipropetrovsk un tipo con una predilección tan evidente por el Pueblo Elegido?

El perfil de este parásito judío es impresionante. De doble nacionalidad (Ucrania, Israel), oligarca cleptómano multimillonario, presidente de la Comunidad Judía de Ucrania, presidente del Consejo Europeo de Comunidades Judías y cofundador (junto a otro pez gordo judío, también de doble nacionalidad, Vadim Rabinovich), de la Unión Judía Europea, que a su vez conformó el Parlamento Judío Europeo, de 120 miembros y con sede en Bruselas. Con mucho más poder que la pantomima del Parlamento Europeo, que sólo está de tapón. Nido de corruptos y parásitos, ideal para jubilar a vagos y enchufar a familiares.

Podéis visitar la página Web del Parlamento Judío Europeo aquí.

Komoloysky también financió el que es, desde su inauguración en 2012 en la provincia donde ahora gobierna (Dnipropetrovsk), el centro para judíos más grande del mundo.

Komoloysky, a la izquierda, haciendo un brindis con el Gran Rabino de Israel Yona Metzger (en el centro), durante una conferencia del Consejo Europeo de Comunidades Judías en Berlín.

Sigue leyendo