Archivo de la etiqueta: Traducciones

Entrevista a Ursula Haverbeck

Ursula Haverbeck desmonta el holocausto sin temor a las consecuencias legales en una entrevista emitida en la TV alemana. Todos mis respetos por esta gran mujer. En Alemania, sin embargo, no están emitiendo la entrevista completa. Han eliminado lo más comprometedor e intentan hacerla quedar mal desesperadamente.

La traducción es muy fiel. El vídeo he tenido que subirlo a un nuevo canal, que será el que utilice a partir de ahora para subir mis próximas producciones. Mi anterior cuenta (Menuda Judiada) sigue estando sancionada por el vídeo que subí desmontando la farsa del atentado en París. El plazo de 6 meses se ha cumplido, pero Jewtube no parece tener la intención de levantarme la sanción. Así que he decidido crear esta nueva cuenta para poder subir vídeos con una duración superior a los 15 minutos.

No olvidéis suscribiros a mi nuevo canal. Será el que utilice de ahora en adelante.

Crimen Judío

Pequeño vídeo recopilatorio de judiadas. Me ha resultado bastante difícil montarlo, los delitos cometidos por judíos raramente reciben publicidad por TV. Aún así, he logrado reunir bastante material. Pensé en comentar el tema del terrorismo, una farsa patrocinada por el Sistema cuyo único objetivo es recortar nuestras libertades y justificar la creación del Big Brother, pero decidí dejarlo para otro vídeo. También podría haber tocado el tema del comunismo, el crimen ritual judío, sacrificios, orgías, pedofilia rampante en las altas esferas, esclavos sexuales, etc. He omitido estos temas para no alargar demasiado el vídeo. Si tuviera que comentar todos los crímenes judíos, el vídeo se me iba a las 10 horas.

Judería Organizada, Destructores de la Civilización Occidental

“Aún no habéis comenzado a comprender el alcance real de nuestra culpa. Somos intrusos. Somos perturbadores. Somos subversores. Hemos tomado vuestro mundo natural, vuestros ideales, vuestro destino, y causado estragos con ellos.”
— Marcus Eli Ravage , autor judío, cita de la edición de enero de 1928 de la revista Century.

Nosotros los Judíos, nosotros, los destructores, lo seguiremos siendo para siempre. Nada de lo que hagáis podrá satisfacer nuestras necesidades y demandas. Siempre destruiremos porque necesitamos un mundo para nosotros, un mundo de Dios, cuya construcción no se corresponde con vuestra naturaleza.”
— Maurice Samuels, autor judío, cita de “You Gentiles”. 

Durante siglos, la Judería Organizada ha estado en primera línea en los esfuerzos por subvertir, corromper, y, finalmente, destruir la Civilización Occidental tradicional y todo lo que ello representa. Henry Makow, en una revisión de E. Michael Jones “El Espíritu revolucionario Judío y su impacto en la historia mundial“, describe el papel desempeñado por la Judería Organizada para lograr este objetivo como “subversiva en el sentido más profundo, invirtiendo la Voluntad de Dios, el evangelio de amor cristiano, el Diseño inherente y el Propósito de la Creación, secuestrando a la humanidad y deteniendo su desarrollo de acuerdo a dictados cabalísticos y talmúdicos.”

A través de su control de los medios de comunicación y Hollywood, su influencia en la cultura popular y las artes, diversos movimientos intelectuales y de “justicia social”, incluyendo el marxismo cultural, el feminismo y la homosexualidad radical, la promoción de la pornografía y la degeneración sexual, la inmigración masiva y el “multiculturalismo” en países de Europa occidental y Eurodescendientes (Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda), la Judería Organizada sin duda ha apuntado la Civilización tradicional Occidental para su destrucción. Estas técnicas de desestabilización representan un Complot Judío para corromper, contaminar y destruir cultural, espiritual, política y económicamente la cultura europea en primer lugar, y, en general, todas las culturas indígenas decentes, honorables. La Judería Organizada internacional debe ser vista como una élite hostil decidida a destruir la Civilización Occidental. En el prólogo de Cultura de la Crítica, el Dr. Kevin MacDonald lo explica muy bien:

Sigue leyendo