Archivo de la etiqueta: supremacismo judío

Judíos, Multiculturalismo, y la Lucha contra la Libertad de Expresión en Reino Unido

Andrew Joyce.- Una de las funciones más importantes que TOO (The Occidental Observer) ha desempeñado en los últimos años ha sido la de exponer los esfuerzos judíos para promover el multiculturalismo y amordazar con medidas legales extremadamente represivas cualquier discurso crítico contra la agenda multicultural o que identifique el rol protagonista que desempeñan elementos judíos en su realización. A principios de este año, Brenton Sanderson nos ofreció un impresionante artículo donde ahonda en la guerra que los judíos han declarado contra la Australia blanca, señalando que “además de abrir las puertas a la inmigración masiva no-blanca, una parte clave de esta campaña judía para rediseñar radicalmente la sociedad australiana en favor de sus propios intereses, ha sido prohibir el discurso crítico contra la inmigración y la multiculturalidad, y, en particular, sobre el papel que desempeñan los judíos en la puesta en marcha de estas políticas desastrosas en una población australiana blanca agraviada.

Sanderson indicó los principales métodos con los que la judería organizada desarrolló y ejerció su influencia en ambos frentes, por ejemplo, a través de la formación de “Think Tanks” y la difusión de “informes”, que eran luego enviados al gobierno. La influencia de los Judíos no electos en este proceso es impresionante en su alcance, y también expone la ficción de la democracia. Por ejemplo, Sanderson observó que:

bajo la presidencia (junto a la influencia ejercida “entre bastidores”) del activista judío Walter Lippmann, el influyente Comité en Relaciones con la Comunidad (Committee on Community Relations ) entregó un informe al Parlamento de Australia en 1975, que situó el “multiculturalismo” en el corazón de la política del Gobierno australiano. Se recomiendó que la política social de Australia se formulase sobre cuatro elementos clave. Una de estas recomendaciones, como resumió el judío académico Andrew Markus, fue que: “se debía legislar para prohibir la discriminación racial y defender y promover los derechos a través de la creación de una comisión de derechos humanos. En respuesta a ésta y a otras recomendaciones del Comité, que eran esencialmente las recomendaciones de Lippmann, se adoptó el “multiculturalismo” como política oficial del gobierno en Australia en la década de 1970, y se extendió bajo los Gobiernos de Fraser [1975-1983] y Hawke [1983-1991] en la década de 1980. Por lo tanto, con el fin de alcanzar los objetivos de la agenda multicultural, los activistas judíos lucharon desde un principio por prohibir y sancionar todo discurso crítico contra la inmigración no blanca y el multiculturalismo. El nuevo código discurso de lo políticamente correcto pronto se impuso con el peso de la ley y la promulgación de las leyes de difamación racial y religiosa,criminilizando así a las voces disidentes.

Al comienzo de mi serie de ensayos sobre los intentos judíos por elevar a Spinoza a una importancia casi cósmica en la historia intelectual de Occidente, indiqué la importancia de reconocer patrones, tendencias y similitudes en cómo los Judios, como grupo, abordan una tarea determinada. En el caso de Spinoza, vinculé el afán judío por exagerar su legado con sus esfuerzos, más amplios, en perpetuar la noción de “genio judío.” Presté especial atención en señalar con exactitud los procesos, etapas y métodos empleados.

Del mismo modo, creo que es muy importante para nosotros, como intelectuales y escritores que trabajan por la defensa blanca, mantener un enfoque más general con el activismo judío, y en particular señalar la forma con que estos procesos se repiten  en diferentes periodos históricos y en diversas áreas geográficas. En mi propia experiencia personal, durante las conversaciones con amigos, familiares y colegas sobre cuestiones de raza e influencia judía, tengo más éxito cuando no me centro en la declaración de ciertos hechos sobre el alcance de la influencia judía, sino en los procesos mediante los que obtienen esta influencia. Un hecho evidente es que muchos europeos bien intencionados han sido condicionados por un entorno educativo y unos medios de comunicación corruptos, han sido programados para considerar como ‘teoría de la conspiración’ cualquier declaración desfavorable para el estatus y el bienestar de la comunidad judía. El estigma de la “teoría de la conspiración”, en mi experiencia, sólo es superada por la explicación, a veces de manera exhaustiva, de los métodos complejos, aunque en realidad muy “normales”, mediante los cuales los judíos alcanzan la influencia, y la utilizan para favorecer sus intereses. Demostrar que estos métodos se han empleado repetidamente, de manera uniforme y en diferentes áreas, refuerza el argumento de que, si bien ciertamente existe una conspiración, hay muy poca necesidad de “teoría” por nuestra parte. Los hechos hablan por sí solos y no hay necesidad de conectar “lagunas” con conjeturas espurias o, como se suele decir, con “chivos expiatorios”. Con una investigación cuidadosa y prolongada, desenredando las diferentes hebras que componen el activismo judío, podemos llegar a una narrativa capaz de impresionar incluso al más estrecho de miras de entre los blancos liberales.

Sigue leyendo

La Agenda Multicultural y Global del Vaticano, expuesta en 1938 por el Régimen Nacional Socialista

Der Papst führt Krieg (1938), se puede traducir como “El Papa dirige Guerras”, o “El Papa hace la Guerra”.

El Régimen Nacional Socialista fue un Régimen antisistema (entendiendo por Sistema a la Casta que hoy nos gobierna). Defendió la libertad y la independencia del pueblo alemán de forma sincera. Prueba de ello son los artículos de propaganda que se publicaron durante este periodo: exponían sistemáticamente no sólo a la Judería organizada, sino también a la Iglesia Católica romana, como franquicia de los primeros. 

El aborto moral cristiano significó la destrucción de Europa. 

Adolf Hitler se opuso a que el destino de 80 millones de alemanes lo decidiera una camarilla de judíos, interesados únicamente en llevar adelante su agenda de dominación global. Aunque ello significara la destrucción de la diversidad racial y cultural, guerras sin fin, y las (ya conocidas por todos) “crisis” periódicas con que extraen la riqueza de las masas e incrementan su poder.

He adquirido recientemente el libro “Der Papst führt Krieg”, publicado en 1938 en Alemania. Su intención es, evidentemente, informar a la población, con la mayor brevedad posible, de la verdadera cara de la Iglesia Católica Romana (no llega a las 50 páginas). Cabe destacar que el libro pone a disposición del lector numerosas fuentes, corroborando los hechos y artículos que en él se exponen.

La versión en PDF del libro la podéis encontrar aquí. Seguro que la Casta no se esperaba que el autor de esta Web rescatara esta información. Nunca antes expuesto en español, esto es una primicia.

Sigue leyendo

La Lista de “Intelectuales” que apoyan Podemos, pura Casta Judía-Marxista

Podemos (el “Yes we can” español), la alternativa anticasta encumbrada por los medios de propaganda del Régimen, ha publicado hace unas horas lo siguiente en su tablón de Facebook:

Diferentes intelectuales de renombre internacional expresan su apoyo a Podemos. Slavoj Žižek, Judith Butler, Chantal Mouffe, Jacques Rancière, Naomi Klein, Mike Davis, Antonio Negri, Noam Chomsky y muchos más nos demuestran con su apoyo que el proyecto ha sobrepasado ya el ámbito estatal: cada vez somos más fuertes y podemos cambiar Europa. Desde que comenzó la crisis se clamaba porque todos los europeos víctimas de una crisis que no hemos provocado nos levantáramos y empezáramos a cambiar las cosas. Ha llegado el momento.

La lista completa de intelectuales la podéis ver aquí.

Esta publicación no tiene ninguna intención informativa, tan sólo busca aumentar la reputación del partido asociándolo a diferentes intelectuales de renombre internacional. Nadie va a buscar quiénes son los tipos de la lista. Pero yo, que conozco al dedillo los apellidos ashkenazis y el modus operandi de los “intelectuales” (desinformadores) patrocinados por el Establishment, he hallado en esta lista una oportunidad de oro para desenmascarar (otra vez) al aborto mediático liderado por Pablo Iglesias.

Echemos un vistazo a los intelectuales entusiasmados con el movimiento de Podemos.

Avram Noam Chomsky 

Chomsky.jpg

Aficionado a escribir libros sobre cómo el Régimen nos lava el cerebro con la propaganda, crítico con la política exterior estadounidense e incluso con Israel. Parece trigo limpio. ¿Qué no encaja con este tipo?

  • Es judío.
  • En sus libros nunca da nombres, te habla de ingeniería social, de la NBC, CNN, Fox, etc. Es muy general, muy ambiguo, como todos los desinformadores. No dice quiénes están detrás, y mucho menos que son judíos.
  • Alma máter en dos Universidades de élite, encargadas de educar a las nuevas camadas de la Casta (destinados a ocupar altos cargos en el Régimen). Hablo de la Universidad de Pensilvania y la de Harvard. Bastiones de la judería organizada (ver Harvard y su brutal Política de Discriminación a los no-judíos).
  • Defiende la versión oficial del 11S.

Para ser profesor en una Universidad de Élite tienes que formar parte del Régimen. Son puestos de confianza, como cualquier otro alto cargo dentro del Sistema. El personal docente en este tipo de universidades pasa un filtro absolutamente brutal. Un tipo que da clases en Harvard, Columbia o Yale forma necesariamente parte del aparato del Estado.

Sigue leyendo

Judaísmo, la Paranoia del 6 y su Culto a Satanás

Campaña de 2008-2009 de la Fundación Wikimedia (organización matriz de Wikipedia), de corte claramente judía (¿quién controla Wikimedia?), con el objetivo de alcanzar la cifra de 6 millones en donaciones.

Reto de predicción en Wikipedia, ¿cuándo se alcanzarán los 666.666 artículos?

Wikipedia: 666.666th pool

A principios del año 2013, infinidad de periódicos y noticieros difunden que Israel alcanza los 6 millones de habitantes (en realidad eran más de 8 millones contando la población árabe y otras etnias, pero ya se sabe que para un judío un no-judío es poco menos que una bestia).

Israel’s Jewish population passes 6 million mark – The Guardian 

Entre 1900 y 1945, antes de que el Tribunal de Núremberg dictara Sentencia, se pueden encontrar hasta 256 referencias en artículos de periódicos, libros y revistas, a la cifra específica de 6 millones de Judíos. Esta cifra cabalística y simbólica para la Judería nos la podemos encontrar 50 años antes de que tuviera lugar el supuesto Holocausto.

“Hay 6.000.000 viviendo, sangrando, sufriendo los argumentos a favor del Sionismo.”

Rabbi Wise’s Address“, New York Times. June 11, 1900

Para ver más, pulsa aquí.

El proyecto 6 Millones (iniciado en mayo de 2012) tiene como objetivo aumentar la concienciación sobre el Holocausto recopilando 6.000.000 de declaraciones de compromiso para tomar medidas en memoria de los 6 millones de Judíos asesinados.

Podéis visitar la Web aquí y colaborar por la causa.  :mrgreen:

Sigue leyendo

Diez Contundentes Ejemplos de la Hipocresía del Supremacismo Judío

David Duke.– La mayoría de las organizaciones Pro-Sionistas judías se implican activamente en las políticas domésticas de las naciones en las que habitan.

Los medios de comunicación, dominados por los Judíos, apoyan ciertas políticas y valores sociales y demonizan otras. Un ejemplo perfecto es el Consejo de Presidentes de Organizaciones Judías (Council of Presidents of Jewish Organizations). Este órgano está compuesto por 50 de las más poderosas organizaciones de “defensa” Judía en los Estados Unidos y cuenta con un presupuesto total de más de mil millones de dólares — utilizado con el único propósito de apoyar las políticas y actitudes que interesan a Israel y al pueblo Judío.

Existen grupos judíos similares encargados de políticas en casi todos los países importantes.

Resulta verdaderamente chocante ver cómo estas organizaciones supremacistas judías defienden ciertas políticas para Gentiles y naciones Gentiles —pero luego, hipócritamente, defienden políticas diametralmente opuestas para sus compañeros Judíos y su Estado sagrado de Israel.

Un conjunto de reglas son para los Gentiles, otro conjunto opuesto para los Supremacistas Judíos — éste es el principio rector por el que los extremistas judíos operan, como se muestra en este estudio revelador de sus actividades por todo el mundo:

Sigue leyendo