Archivo de la etiqueta: sionismo

El Problema Judío

En esta ocasión rescato un discurso poco conocido de Goebbels exponiendo de forma magistral al Judío internacional, fuerza motriz de la globalización, fermento del cosmopolitismo y de la descomposición nacional, instigador de guerras y enemigo de todos los pueblos.

He buscado el discurso durante meses sin éxito, la censura es obvia. Lo que oís son pequeños extractos que he recuperado de dos documentales anti-alemanes producidos por Judea, he tenido que complementar ambos porque editan y cortan lo que les parece. Deben de estar ahora tirándose de los pelos.

También está disponible en inglés, francésitalianoportugués, búlgaro, ruso, bielorruso, ucraniano, polaco, griego, holandés, sueco, húngaro, esloveno, turcochino, georgiano, danés y finés.

Podéis descargar el vídeo a través de mega.

La Verdad triunfará. Salve Victoria.

Gallardón: No importa a quién voten los Españoles. El Gobierno permanecerá leal a Israel.

En el 66número preferido de la Judería adoradora de Belzebúaniversario de la independencia de Israel, la embajada judía en Madrid organizó un evento en el lujoso hotel Villa Magna para celebrarlo. A él acudieron todo tipo de personalidades del Gobierno español, incluyendo al entonces ministro de justicia Alberto Ruíz Gallardón.

Igualmente asistieron el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles; la presidenta del PP de Madrid y ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el ex Defensor del pueblo Enrique Múgica; altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, como el director general para África, Medio Oriente Próximo y Mediterráneo, Manuel Gómez-Acebo; y un amplio número de embajadores y representantes diplomáticos, líderes de partidos políticos y personalidades de la vida social y económica española.

Semejante lista de invitados ya evidencia de por sí el enorme nivel de influencia que ejerce la judería organizada en España, que, si bien no es tan explícita como en EEUU, Reino Unido o Francia, sigue siendo fácilmente rastreable.

Actualmente estoy elaborando una lista de Judíos influyentes en España. Podéis ayudarme aportando nombres en los comentarios.

La Hipocresía de los Mass Mierda en el caso Matisyahu

Libertad de expresión, ¿ahora sí? ¿luego no? … Unas veces claman discriminación, al día siguiente exigen un boicot. Los mass mierda del Sistema vuelven a sacar a relucir su condición de panfletos al servicio de la Judería internacional con la campaña de acoso y derribo que han protagonizado, con El País a la cabeza, contra los organizadores del Festival Rototom de Benicassim, en Valencia. 

Matisyahu, que debía actuar el día 22 en el festival de Benicassim, fue retirado del cartel tras no querer pronunciarse sobre el derecho del pueblo palestino a tener un estado propio y sobre el uso de la violencia.

Discriminación inaceptable – El País

El Pís, vocero de la Judería internacional en España, opina sobre la expulsión de Matisyahu.

Sigue leyendo

Demostrado. El Mossad, Autor del 11S

Espero que las dudas respecto a la implicación del Mossad en el 11S queden de una vez por todas resueltas.

El 11S es el Pearl Harbor del SXXI encargado de justificar las guerras sionistas en Oriente Medio y el recorte de derechos y libertades a nivel internacional, y muy especialmente en Occidente.

El “terrorismo islámico internacional” es una farsa de proporciones colosales. Ningún grupo “terrorista” amateur dispone de los medios materiales, financieros, humanos, logísticos y organizativos de las agencias de inteligencia modernas. La sola idea de la existencia de un enemigo islamista internacional e invisible que atenta siempre contra civiles y nunca contra objetivos políticos allá donde el NOM Judío tiene intereses es absurda e insulta a la lógica más elemental.

Despierta, goy.

Muh Holocaust!

Vídeo al estilo 4chan parodiando el uso que hacen los judíos del Holocuento para justificar sus crímenes y robarnos mejor. En apenas un minuto, revelo y demuestro que Hollywood es una franquicia judeo-sionista, y muestro algunas tácticas utilizadas para evitar que podamos organizarnos y recuperar nuestra soberanía.

La Dinastía Rothschild y el Nuevo Orden Mundial

La familia Rothschild incorporó el hexagrama (666) a su escudo de armas a principios del SXIX. La estrella de seis puntas no fue considerada un símbolo judío hasta hace relativamente poco. Los Rothschild patrocinarían el movimiento sionista con este símbolo, y lo incorporarían más tarde a la bandera de Israel.

El tema de las élites financieras del mundo es sumamente espinoso, contiene muchísimos detalles y un largo período histórico para poder ser entendido. En este artículo vamos a tratar de dar algunos puntos importantes que abarcan por lo mínimo doscientos años de historia. Iremos presentando aspectos básicos para que el lector se pueda ir creando la base necesaria, para lograr finalmente comprender que absolutamente todos los grandes eventos ocurridos en el mundo tienen un hilo conductor, poseen un patrón de conducta ya establecido hace muchísimo tiempo atrás, y por supuesto, todo esto tiene un objetivo muy bien definido.

Así como el que escribe estas líneas, seguramente tu (quien las lee) se haya cuestionado en más de una ocasión sus creencias, se haya preguntando porque pasan las cosas que pasan en el mundo sin que aparentemente nadie haga algo para remediarlo, el porque de la pobreza mundial, las grandes guerras económicas y militares que se nos presentan a diario, catástrofes naturales, la deuda que contraen todo los países del mundo; y seguramente otra cantidad larga de preguntas.

Para que juntos podamos tratar de responder a estas y otras interrogantes, es necesario ir armando un rompecabezas, que seguramente al principio podrá impactar a más de uno, pero que poco a poco se logrará entender y ver como un panorama completo, en donde sin lugar a dudas existen muchísimas ramificaciones, cosas que a simple vista no parecen estar relacionadas entre sí, pero que al final (como veremos) tienen mucho más que una mera relación por casualidad.

Leer un extenso contenido puede resultar algo tedioso para muchos, por esa razón iré presentando algunas conferencias en video que me han parecido sumamente esclarecedoras. Vale decir que el autor de dichas conferencias, lamentablemente falleció en agosto del 2010 y solo están disponibles 8 de las 10 presentaciones que se tenían previstas, sin embargo, trataremos de abarcar lo más posible en este artículo hasta llegar a nuestros días. El autor de las conferencias que mencioné es Luis Ravizza, quien ha fallecido por causas que desconozco; su trabajo (en este tópico) está basado en el libro “The history of the house of Rothschild” de Andrew Hitchcock y te aseguro que resultará sumamente esclarecedor.

Antes de meternos de lleno en el tema, debo recalcar que aquí se tocan puntos un tanto delicados, en ningún caso se pretende determinar una posición radical ni ofensiva, sino todo lo contrario. El objetivo principal es conocer los detalles poco conocidos para esclarecer un poco el panorama general de nuestra historia. Aquellas personas que de una u otra forma se puedan sentir aludidas, tengan presente que las personas involucradas en estas investigaciones presentan un claro respeto hacia cualquier raza, cultura o creencia. Que lo “delicado y espinoso” del tema no nos desvíe del propósito, que no es otro que encontrar y mostrar los hechos.

Comenzaremos por aclarar un término que usaremos en repetidas ocasiones en el artículo, que además podrás escuchar en los videos y estoy seguro que lo has escuchado antes: los Illuminati.

El término Illuminati proviene del alemán Illuminatenorden que a su vez deriva del italiano illuminati, la Orden de los Iluminados. Originalmente fue fundada por el alemán de origen judío (ashkenazi) Adam Weishaupt. Se les conoce como un grupo de personas o varios grupos de ellas (en algunos casos ficticios) relacionados con la organización Illuminati de Baviera, Alemania. Históricamente fue fundada el 1 de mayo de 1776 como una sociedad secreta; esta organización manifestaba oponerse a la superstición, los prejuicios, la influencia religiosa sobre la vida pública, los abusos de poder del Estado y para apoyar la educación de la mujer y la igualdad entre los sexos. Posteriormente sería prohibida por el gobierno de Baviera, con el apoyo de la Iglesia Católica Romana y en teoría se disolvió en 1785.

En la actualidad, el término Illuminati está relacionado con diversas organizaciones que reclaman o presuntamente tienen vínculos con los Illuminati bávaros originales o sociedades secretas similares, y con frecuencia acusados de conspirar para controlar los asuntos mundiales, de planear eventos y ser agentes de siembra en diversos gobiernos y empresas, con el fin de establecer un Nuevo Orden Mundial.

La terminología de Illuminati sirve como el concejo gobernante para todas las sociedades secretas. Sus raíces se remontan atrás en el tiempo, a los Caballeros Templarios, a la Hermandad de la Serpiente en Sumeria, el Roshaniya en Afganistán, las Escuelas de Misterios de Egipto y de las familias genovesas que financiaron el Imperio Romano. El primer ministro británico Benjamin Disraeli, que “manejó” al fundador de la mafia (y masón de grado 33 Giuseppe Mazzini), aludió a los Illuminati en un discurso ante la Cámara de los Comunes en 1856 advirtiendo: “Hay en Italia un poder que rara vez se menciona. Me refiero a las sociedades secretas. Europa … está cubierta con una red de sociedades secretas al igual que la superficie de la Tierra está cubierta con una red de ferrocarriles”

Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada. Ayn Rand – 1950

Pasemos ahora a un nombre que usaremos mucho de aquí en adelante: los Rothschild. La familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild, es una dinastía europea de origen judeoalemán cuyos algunos de sus integrantes fundaron bancos e instituciones financieras a finales del siglo XVIII, y que acabó convirtiéndose, a partir del siglo XIX, en uno de los más influyentes linajes de banqueros y financieros de Europa, amasando una gran influencia económica y política.

El ascenso a la prominencia europea de la familia comenzó conMayer Amschel Rothschild, fundador de esta dinastía, hijo de Amschel Moses Bauer (quien posteriormente cambiaría su apellido por Rothschild, en alemán rot = rojo y  schild = signo). En la década de 1760, el joven Mayer Amschel estableció sus actividades en Fráncfort, negociando con monedas y billetes. Mayer Amnschel Rothschild aseguró la expansión de su empresa a través de sus hijos quienes se instalaron en cinco de las más importantes ciudades de Europa de aquél entonces: Viena, Londres, París y Nápoles. La familia Rothchild estaba inicialmente constituida por:

  • Mayer Amschel Rothschild (1773 – 1855). Fue el hijo mayor de Amnschel. Tras la muerte de su padre se hizo cargo de la empresa en Fráncfort y se convirtió en líder de la familia. Fráncfort siguió siendo el principal centro de reunión de la familia.
  • Salomon Mayer Rothschild (1774-1855). Fue el fundador de la rama austriaca de los Rothschild en Viena. El primer éxito comercial lo logró en 1815. Estableció un banco en la década de 1820 y, desde entonces, fue uno de los principales financistas del régimen de Metternich y por lo tanto del conjunto de la Confederación Germánica. A Salomon no se le permitió inicialmente comprar tierras, pero en 1822 fue elevado, junto a sus hermanos, a la nobleza por el emperador de Austria por sus servicios, convirtiéndose en uno de los mayores terratenientes del país. En 1835 se le otorgó la concesión para la construcción del Ferrocarril del Norte y creó la industria Metalurgica Vítkovice.
  • Nathan Mayer Rothschild (1777-1836). Entre 1790 y 1800 abrió una empresa textil en Mánchester. En 1806 comenzó a negociar en la Bolsa de Londres. En 1811 abrió el banco N. M. Rothschild & Sons, el cual está activo hasta la actualidad. Invirtió en la Compañía Británica de las Indias Orientales. Durante las Guerras Napoleónicas se comprometió a la transferencia de fondos para apoyar al Duque de Wellington durante la campaña en Portugal y España contra Napoleón. En 1818 organizó un prestamo de £ 5,000,000 al gobierno de Prusia.
  • Carl Mayer von Rothschild (1788-1855). Se trasladó a Nápoles en 1821 donde gerenció las finanzas de los soldados austríacos. Fundó una institución bancaria, pero que sólo existiría hasta 1863.
  • James Mayer de Rothschild (1792-1868). Fue el más joven de los cinco hermanos. En 1812 se trasladó a París, donde fundó la institución bancaria Rothschild Frères. Se convirtió en uno de financistas más importante de Francia y se desempeñó como asesor de los reyes franceses. Financió la construcción de ferrocarriles y minas, y ayudó a Francia a superar la crisis tras la derrota en la Guerra Franco-prusiana.

No importa qué marioneta se corone sobre el trono de Inglaterra paga gobernar el imperio en donde no se pone el sol. El hombre que controle el suministro del dinero en Gran Bretaña controla el Imperio Británico, y Yo controlo el suministro de la moneda inglesa“. Nathan Mayer Rothschild – 1815

El planteamiento inicial de los Rothschild fue bastante sencillo (y macabro): utilizar el dinero y el soborno sexual, vincularse en gobiernos y universidades, obtener el absoluto control de la prensa.

Sigue leyendo

Judíos, Multiculturalismo, y la Lucha contra la Libertad de Expresión en Reino Unido

Andrew Joyce.- Una de las funciones más importantes que TOO (The Occidental Observer) ha desempeñado en los últimos años ha sido la de exponer los esfuerzos judíos para promover el multiculturalismo y amordazar con medidas legales extremadamente represivas cualquier discurso crítico contra la agenda multicultural o que identifique el rol protagonista que desempeñan elementos judíos en su realización. A principios de este año, Brenton Sanderson nos ofreció un impresionante artículo donde ahonda en la guerra que los judíos han declarado contra la Australia blanca, señalando que “además de abrir las puertas a la inmigración masiva no-blanca, una parte clave de esta campaña judía para rediseñar radicalmente la sociedad australiana en favor de sus propios intereses, ha sido prohibir el discurso crítico contra la inmigración y la multiculturalidad, y, en particular, sobre el papel que desempeñan los judíos en la puesta en marcha de estas políticas desastrosas en una población australiana blanca agraviada.

Sanderson indicó los principales métodos con los que la judería organizada desarrolló y ejerció su influencia en ambos frentes, por ejemplo, a través de la formación de “Think Tanks” y la difusión de “informes”, que eran luego enviados al gobierno. La influencia de los Judíos no electos en este proceso es impresionante en su alcance, y también expone la ficción de la democracia. Por ejemplo, Sanderson observó que:

bajo la presidencia (junto a la influencia ejercida “entre bastidores”) del activista judío Walter Lippmann, el influyente Comité en Relaciones con la Comunidad (Committee on Community Relations ) entregó un informe al Parlamento de Australia en 1975, que situó el “multiculturalismo” en el corazón de la política del Gobierno australiano. Se recomiendó que la política social de Australia se formulase sobre cuatro elementos clave. Una de estas recomendaciones, como resumió el judío académico Andrew Markus, fue que: “se debía legislar para prohibir la discriminación racial y defender y promover los derechos a través de la creación de una comisión de derechos humanos. En respuesta a ésta y a otras recomendaciones del Comité, que eran esencialmente las recomendaciones de Lippmann, se adoptó el “multiculturalismo” como política oficial del gobierno en Australia en la década de 1970, y se extendió bajo los Gobiernos de Fraser [1975-1983] y Hawke [1983-1991] en la década de 1980. Por lo tanto, con el fin de alcanzar los objetivos de la agenda multicultural, los activistas judíos lucharon desde un principio por prohibir y sancionar todo discurso crítico contra la inmigración no blanca y el multiculturalismo. El nuevo código discurso de lo políticamente correcto pronto se impuso con el peso de la ley y la promulgación de las leyes de difamación racial y religiosa,criminilizando así a las voces disidentes.

Al comienzo de mi serie de ensayos sobre los intentos judíos por elevar a Spinoza a una importancia casi cósmica en la historia intelectual de Occidente, indiqué la importancia de reconocer patrones, tendencias y similitudes en cómo los Judios, como grupo, abordan una tarea determinada. En el caso de Spinoza, vinculé el afán judío por exagerar su legado con sus esfuerzos, más amplios, en perpetuar la noción de “genio judío.” Presté especial atención en señalar con exactitud los procesos, etapas y métodos empleados.

Del mismo modo, creo que es muy importante para nosotros, como intelectuales y escritores que trabajan por la defensa blanca, mantener un enfoque más general con el activismo judío, y en particular señalar la forma con que estos procesos se repiten  en diferentes periodos históricos y en diversas áreas geográficas. En mi propia experiencia personal, durante las conversaciones con amigos, familiares y colegas sobre cuestiones de raza e influencia judía, tengo más éxito cuando no me centro en la declaración de ciertos hechos sobre el alcance de la influencia judía, sino en los procesos mediante los que obtienen esta influencia. Un hecho evidente es que muchos europeos bien intencionados han sido condicionados por un entorno educativo y unos medios de comunicación corruptos, han sido programados para considerar como ‘teoría de la conspiración’ cualquier declaración desfavorable para el estatus y el bienestar de la comunidad judía. El estigma de la “teoría de la conspiración”, en mi experiencia, sólo es superada por la explicación, a veces de manera exhaustiva, de los métodos complejos, aunque en realidad muy “normales”, mediante los cuales los judíos alcanzan la influencia, y la utilizan para favorecer sus intereses. Demostrar que estos métodos se han empleado repetidamente, de manera uniforme y en diferentes áreas, refuerza el argumento de que, si bien ciertamente existe una conspiración, hay muy poca necesidad de “teoría” por nuestra parte. Los hechos hablan por sí solos y no hay necesidad de conectar “lagunas” con conjeturas espurias o, como se suele decir, con “chivos expiatorios”. Con una investigación cuidadosa y prolongada, desenredando las diferentes hebras que componen el activismo judío, podemos llegar a una narrativa capaz de impresionar incluso al más estrecho de miras de entre los blancos liberales.

Sigue leyendo