Archivo de la etiqueta: influencia judía

Música degenerada

Por medio de la música, los Judíos promueven el materialismo, la promiscuidad, el mestizaje y la perversión, arruinando los valores familiares y destruyendo todo lo que nos hace fuertes como pueblo; moldean así a un nuevo rebaño de bastardos sin identidad, sin más principios que el culto al dinero, listos para ser esquilados por el pueblo más unido, etnocéntrico y organizado de la Tierra.

Tres discográficas judías – Warner Music Group, Universal Music Group y Sony Music – controlan el 90% de la industria musical y prácticamente el 100% de la música que obtiene difusión masiva.

Protege a tus hijos y conciencia a amigos y conocidos.

La Verdad triunfará

Con vosotros, el mejor vídeo de motivación para nacional socialistas hasta el momento. Descargadlo y difundidlo en vuestros canales de Jewtube, en Judenbook y en otros portales de vídeo como Vimeo, Dailymotion o Liveleak.

Juntos podemos ejercer una labor de contrapropaganda muy potente al NOM judío. Puede que ellos dispongan de un capital ilimitado, pero nosotros les superamos en número. Y, lo que es más importante: nuestro mensaje es real, verdadero y legítimo. Y, por tanto, mucho más efectivo que cualquier campaña multimillonaria progre que insulta y escupe sobre los instintos más básicos del ser humano.

Judíos, Multiculturalismo, y la Lucha contra la Libertad de Expresión en Reino Unido

Andrew Joyce.- Una de las funciones más importantes que TOO (The Occidental Observer) ha desempeñado en los últimos años ha sido la de exponer los esfuerzos judíos para promover el multiculturalismo y amordazar con medidas legales extremadamente represivas cualquier discurso crítico contra la agenda multicultural o que identifique el rol protagonista que desempeñan elementos judíos en su realización. A principios de este año, Brenton Sanderson nos ofreció un impresionante artículo donde ahonda en la guerra que los judíos han declarado contra la Australia blanca, señalando que “además de abrir las puertas a la inmigración masiva no-blanca, una parte clave de esta campaña judía para rediseñar radicalmente la sociedad australiana en favor de sus propios intereses, ha sido prohibir el discurso crítico contra la inmigración y la multiculturalidad, y, en particular, sobre el papel que desempeñan los judíos en la puesta en marcha de estas políticas desastrosas en una población australiana blanca agraviada.

Sanderson indicó los principales métodos con los que la judería organizada desarrolló y ejerció su influencia en ambos frentes, por ejemplo, a través de la formación de “Think Tanks” y la difusión de “informes”, que eran luego enviados al gobierno. La influencia de los Judíos no electos en este proceso es impresionante en su alcance, y también expone la ficción de la democracia. Por ejemplo, Sanderson observó que:

bajo la presidencia (junto a la influencia ejercida “entre bastidores”) del activista judío Walter Lippmann, el influyente Comité en Relaciones con la Comunidad (Committee on Community Relations ) entregó un informe al Parlamento de Australia en 1975, que situó el “multiculturalismo” en el corazón de la política del Gobierno australiano. Se recomiendó que la política social de Australia se formulase sobre cuatro elementos clave. Una de estas recomendaciones, como resumió el judío académico Andrew Markus, fue que: “se debía legislar para prohibir la discriminación racial y defender y promover los derechos a través de la creación de una comisión de derechos humanos. En respuesta a ésta y a otras recomendaciones del Comité, que eran esencialmente las recomendaciones de Lippmann, se adoptó el “multiculturalismo” como política oficial del gobierno en Australia en la década de 1970, y se extendió bajo los Gobiernos de Fraser [1975-1983] y Hawke [1983-1991] en la década de 1980. Por lo tanto, con el fin de alcanzar los objetivos de la agenda multicultural, los activistas judíos lucharon desde un principio por prohibir y sancionar todo discurso crítico contra la inmigración no blanca y el multiculturalismo. El nuevo código discurso de lo políticamente correcto pronto se impuso con el peso de la ley y la promulgación de las leyes de difamación racial y religiosa,criminilizando así a las voces disidentes.

Al comienzo de mi serie de ensayos sobre los intentos judíos por elevar a Spinoza a una importancia casi cósmica en la historia intelectual de Occidente, indiqué la importancia de reconocer patrones, tendencias y similitudes en cómo los Judios, como grupo, abordan una tarea determinada. En el caso de Spinoza, vinculé el afán judío por exagerar su legado con sus esfuerzos, más amplios, en perpetuar la noción de “genio judío.” Presté especial atención en señalar con exactitud los procesos, etapas y métodos empleados.

Del mismo modo, creo que es muy importante para nosotros, como intelectuales y escritores que trabajan por la defensa blanca, mantener un enfoque más general con el activismo judío, y en particular señalar la forma con que estos procesos se repiten  en diferentes periodos históricos y en diversas áreas geográficas. En mi propia experiencia personal, durante las conversaciones con amigos, familiares y colegas sobre cuestiones de raza e influencia judía, tengo más éxito cuando no me centro en la declaración de ciertos hechos sobre el alcance de la influencia judía, sino en los procesos mediante los que obtienen esta influencia. Un hecho evidente es que muchos europeos bien intencionados han sido condicionados por un entorno educativo y unos medios de comunicación corruptos, han sido programados para considerar como ‘teoría de la conspiración’ cualquier declaración desfavorable para el estatus y el bienestar de la comunidad judía. El estigma de la “teoría de la conspiración”, en mi experiencia, sólo es superada por la explicación, a veces de manera exhaustiva, de los métodos complejos, aunque en realidad muy “normales”, mediante los cuales los judíos alcanzan la influencia, y la utilizan para favorecer sus intereses. Demostrar que estos métodos se han empleado repetidamente, de manera uniforme y en diferentes áreas, refuerza el argumento de que, si bien ciertamente existe una conspiración, hay muy poca necesidad de “teoría” por nuestra parte. Los hechos hablan por sí solos y no hay necesidad de conectar “lagunas” con conjeturas espurias o, como se suele decir, con “chivos expiatorios”. Con una investigación cuidadosa y prolongada, desenredando las diferentes hebras que componen el activismo judío, podemos llegar a una narrativa capaz de impresionar incluso al más estrecho de miras de entre los blancos liberales.

Sigue leyendo

Podemos, la nueva Alternativa patrocinada por el Régimen

La anterior versión fue eliminada de Jewtube por “incitar al odio”. Como muchos sabéis, la realidad es “antisemita”, y exponer los hechos es “incitar al odio” (según los judíos).

En esta ocasión, he decidido ahondar en los métodos con que la Élite judía somete a las poblaciones que parasita. Expongo sin piedad con bastante detalle un gran repertorio de judiadas, incluyendo muchos nombres y corporaciones. Espero que os guste. ¡No os olvidéis de compartir!

¿Quiénes controlan Google?

Israeli Prime Minister Netanyahu's Google Doodle. Source: P.M. Netanyahu / Facebook.

El Primer Ministro de Israel, Netanyahu, retoca el logo de Google en su facebook.

Google Inc.

Para ver los miembros directivos, pulsa aquí.

Larry Page (judío ashkenazi) – CEO y Cofundador

Sigue leyendo

La Agenda Multicultural y Global del Vaticano, expuesta en 1938 por el Régimen Nacional Socialista

Der Papst führt Krieg (1938), se puede traducir como “El Papa dirige Guerras”, o “El Papa hace la Guerra”.

El Régimen Nacional Socialista fue un Régimen antisistema (entendiendo por Sistema a la Casta que hoy nos gobierna). Defendió la libertad y la independencia del pueblo alemán de forma sincera. Prueba de ello son los artículos de propaganda que se publicaron durante este periodo: exponían sistemáticamente no sólo a la Judería organizada, sino también a la Iglesia Católica romana, como franquicia de los primeros. 

El aborto moral cristiano significó la destrucción de Europa. 

Adolf Hitler se opuso a que el destino de 80 millones de alemanes lo decidiera una camarilla de judíos, interesados únicamente en llevar adelante su agenda de dominación global. Aunque ello significara la destrucción de la diversidad racial y cultural, guerras sin fin, y las (ya conocidas por todos) “crisis” periódicas con que extraen la riqueza de las masas e incrementan su poder.

He adquirido recientemente el libro “Der Papst führt Krieg”, publicado en 1938 en Alemania. Su intención es, evidentemente, informar a la población, con la mayor brevedad posible, de la verdadera cara de la Iglesia Católica Romana (no llega a las 50 páginas). Cabe destacar que el libro pone a disposición del lector numerosas fuentes, corroborando los hechos y artículos que en él se exponen.

La versión en PDF del libro la podéis encontrar aquí. Seguro que la Casta no se esperaba que el autor de esta Web rescatara esta información. Nunca antes expuesto en español, esto es una primicia.

Sigue leyendo