¡Eurófobo! ¡Euroescéptico! Más Palabras-Policía. ¿Cómo funciona la Propaganda del Sistema?

Como expliqué en mi artículo Palabras-Policía y Control Mental – Cómo el Gobierno se adelanta a la Disidenciael Sistema siempre asocia las ideas opuestas a su Agenda Política a un valor moral negativo. Para conseguirlo se vale de un arsenal muy variado de lo que yo llamo Palabras-Policía, que básicamente cumplen la misma función que la palabra hereje (ahora en desuso dado que la Religión ya no constituye la Base Ideológica del Estado). Con las Palabras-Policía el Sistema blinda su hegemonía ideológica, fundamental para alcanzar sus objetivos políticos sin oposición.

La verdadera oposición rara vez es mencionada en la prensa o en TV (instrumentos de propaganda), evidentemente no conviene hacerles publicidad. Pero si lo hacen, siempre serán descritos como grupos marginales y despreciables. Su mención siempre irá acompañada de Palabras-Policía, y es que la estigmatización de la oposición ideológica es un imperativo. De este modo se logra que el individuo medio rechace de forma instintiva toda información que pudiera comprometer los intereses políticos del Sistema.

Recordad que el uso de las Palabras-Policía es muy habitual en los Panfletos del Estado. El control de los medios de información no es absoluto, el Gobierno carece de semejante capacidad de control. Tan sólo se limitan a controlar los que alcanzan un nivel determinado (mínimo) de influencia.

En la TV todo, sin excepción, es producido y supervisado por el Sistema. Lo último que uno se va a encontrar en el Cagadero oficial de la Judiada es información. Su única función es formar una opinión que favorezca los objetivos políticos de la Clase dirigente (en esencia judía), más es hacerse pajas mentales. Las aparentes diferencias ideológicas que uno puede encontrarse en diferentes periódicos y canales de TV pueden llevar al engaño. La realidad es que todos comen de la misma mano. Si quieres hacer llegar tu mensaje a un amplio espectro de la población, crear periódicos de, supuestamente, diferentes corrientes ideológicas, es fundamental. Ningún votante socialista va a leer el ABC, e igualmente ningún votante del PP se va a molestar jamás en leer una sola página de El País o en ver el Telediario de la Sexta. El Sistema necesita disponer de esta aparente pluralidad de medios para distribuir su propaganda de forma eficaz. Esta “variedad” es al mismo tiempo un arma de doble filo que establece los límites de opinión para cada estrato ideológico de la población.

Algunos ejemplos de Propaganda, y de cómo asocian la oposición al extremismo y a Palabras-Policía.

‘Eurofobia’ en el corazón de Europa – El País

Aquí asociando los grupos opositores al extremismo, a la “ultraderecha”. Eurófobos, euroescépticos, la neolengua del Gobierno es la hostia.

La presencia de eurófobos no es nueva en Bruselas. El ejemplo más significativo fueron los partidos que se unieron en las Derechas Europeas, capitaneados por Jean-Marie Le Pen en 1984. Mientras el exeurodiputado español Carlos Carnero considera que es parte del juego democrático, Alejandro Cercas, del PSOE, afirma: “Ellos son la guerra; han venido a destruir esto. Que se vayan y nos dejen construir la UE en paz”.

Cuando la eurofobia era de «fachas» – ABC

Los opositores son unos populistas, malditos extremistas eurófobos. Gobierno dixit.

SE ha puesto de moda la eurofobia o el populismo y el nacionalismo que echan la culpa de los males nacionales a la Unión Europea. Y esta eurofobia va camino de convertirse en mayoritaria, antes era cosa de los extremistas y de los británicos, de la mano…

Varapalo de los eurófobos al Gobierno de Cameron – La Razón

La desgraciada que escribe este panfleto es una tal Celia Maza.

La formación euroescéptica ganó 139 asientos con respecto a los comicios de 2009, mientras que los conservadores perdieron 335 y condados tan emblemáticos como Lincolnshire, que fuera hogar de Margaret Thatcher. La formación eurófoba cosechó el 25% de los votos en aquellos municipios donde presentaban candidatos. Aunque, sin duda, su logro más importante fue South Shields, circunscripción donde se elegía diputado tras el asiento dejado por David Miliband en la Cámara de los Comunes. Quedaron como segunda fuerza más votada. Si los resultados se extrapolaran a nivel nacional, los liberal demócratas perderían su estatus de tercera fuerza política. «Hemos sido ridiculizados, pero está claro que las reglas del juego han cambiado y muchos se han quedado en estado de shock», señaló ayer Farage en un claro mensaje entre líneas para David Cameron, quien antes de convertirse en primer ministro llegó a referirse al UKIP como una panda de «payasos racistas».

La eurófoba arrepentida – El Mundo

El ascenso del partido ‘eurófobo’ en Reino Unido – El Mundo

Más Propaganda del Estado, UKIP malos, racistas, eurófobos.

Íñigo Méndez de Vigo: “En España no hay ni eurófobos ni euroescépticos” – La Vanguardia

¡Qué casualidad! ¡los españoles quieren justo lo mismo que el Gobierno!

“En España nadie pide menos Europa. No hay ni eurófobos ni euroescépticos. Lo que los españoles quieren es que Europa se construya mejor y más deprisa“, dijo el secretario de Estado.

El euroescepticismo de extrema derecha toma impulso a un mes de las elecciones europeas – Público

Público, sin duda el panfleto más deleznable y repugnante que hay en idioma español, sólo equiparable a su “opuesto” ideológico La Razón. La realidad es que ambos forman parte del Sistema.

La facilidad con que este Diario defeca Palabras-Policía es acojonante.

Los radicales lideran las encuestas sobre intención de voto en varios países, como Francia o Reino Unido. El ascenso del populismo, alentado por la pérdida de confianza hacia las instituciones europeas, amenaza con plagar la Eurocámara de postulados xenófobos capaces de socavar y alterar la política comunitaria.

El partido antiinmigración de Nigel Farage aspira a ser la primera formación británica en la Eurocámara. Le Pen, que lidera las encuestas en Francia, prepara un frente común populista con fuerzas de varios países que podría convertir al de Estrasburgo en el Parlamento más xenófobo y antieuropeo de la historia de la Unión Europea. No serán mayoría. Seguirán estando muy por detrás de los de siempre: conservadores y socialdemócratas. Sin embargo, amenazan con reforzar su poder político, lo que les permitiría aumentar su capacidad de condicionamiento en las acciones de una Eurocámara ya de por sí en entredicho.

¿Ha quedado claro que todos los periódicos anteriores forman parte del Sistema? espero que sí.

4 pensamientos en “¡Eurófobo! ¡Euroescéptico! Más Palabras-Policía. ¿Cómo funciona la Propaganda del Sistema?

  1. SPQR

    Yo tengo una duda quienes son los que mas utilizan estas palabras-policia los desinformativos del ala derecha o de la izquierda? porque en el 13tv el canal pepero por ”Excelencia” no hacen mas que en sus programas sus tertulianos mas que decir para definir a sus opositores ”Radicalismo”, ”Populismo”, etc, etc.. Vamos que ni en la $ecta estan todo el dia obsesionados con esas expresiones policiales, por eso de mi pregunta..

    Me gusta

    Responder
  2. Corinna Lebert

    El neo-lenguaje de la corrección política (inquisición del siglo XXI) esta destinado a alterar el significado lingüístico y deformar el lenguaje con la finalidad de crear “mantras” que se repitan en nuestro subconsciente, a modo de hipnosis. De esa forma no se puede debatir con la palabra y con la razón, ya que inculcan un método lingüístico irracional y “mántrico” (sin significado real).
    Por ejemplo, palabras como “homosexual” u “homofobo” realmente no significan otra cosa que “del mismo sexo” y “miedo a los semejantes”.
    Pues “homo” derivado del griego significa “igual, semejante”, y “sexual” derivado del latin (sexus) significa “del sexo”. Así que un “homosexual” es una persona “del mismo sexo”. Para nombrar a alguien que “ama a los de su mismo sexo” habría que añadir el sufijo “filia” (de phylos) que en griego significa “amor”, “simpatía”.
    Un “homosexual” no significa nada, solo es una persona de un mismo sexo, si se utilizase bien el lenguaje, para definir a alguien que ama a los de su mismo sexo habría que decir: “Homosexualófilo”, y esta actividad: “Homosexualofília”.
    De forma antónima, a quien odia a los de su mismo sexo (concepto muy poco definido), se les llamaría: “Homosexualofobos”, y esta actividad: “Homosexualofobia”.
    Ya que “Homofobia”, lo que realmente significa es: “miedo u odio a los semejantes” (Homo= igual, Fobia = miedo)

    Como veis, el uso del neo-lingüísmo que usa la inquisición del siglo XXI es aberrante, un deformación muy estudiada de nuestro lenguaje.

    Me gusta

    Responder

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s